Durante el mes de diciembre, dentro del proyecto de mejora de la metodología didáctica en Educación Infantil en la que estamos inmersos, un grupo de educadores del Sector Madrid de La Salle, entre los que se encontraba la coordinadora de Infantil de nuestro centro, viajaron a conocer la experiencia educativa de Reggio Emilia, basada en las ideas del pedagogo Loris Malaguzzi. 

Nos hace llegar esta crónica para compartir con vosotros su reflexión e ilusión por este proyecto de transformación que estamos empezando. ¡Es realmente inspirador y creemos que va a ayudarnos a construir un modelo educativo de mejor calidad para nuestros alumnos!

A comienzos del mes de diciembre, un grupo de educadores del Sector Madrid de La Salle tuvimos la oportunidad de disfrutar de un grupo de estudio y profundización centrado en la “Construcción y Proyección de contextos educativos en la Escuela Infantil y Primaria”. El programa, compuesto por un equipo multidisciplinar de 25 personas procedentes de diferentes ciudades españolas (directores de colegios, maestros y  pedagogos), tuvo lugar en la ciudad italiana de Reggio Emilia.

Esta experiencia educativa organizada por DIPP (Design infancia, innovación, proyectos) parte de la premisa de sostener una imagen fuerte y optimista de las potencialidades con las que nace el niño y que crecen a lo largo de su desarrollo. El programa fundamentó su desarrollo a través de:

-Encuentros entre los participantes.

-Presentaciones realizadas por atelieristas, pedagogistas y maestros acerca de los rasgos principales que caracterizan el Proyecto Educativo de las Escuelas y Nidos de Infancia Instituzione del Ayuntamiento de Reggio Emilia.

-Presentación y análisis de proyectos de investigación realizados dentro de los nidos y escuelas de la infancia.

-Visitas a los nidos y escuelas municipales, a la Escuela de Infantil y Primaria del Centro Internacional Loris Malaguzzi y a la Escuela Infantil Picasso-Belvedere.

-Grupos de reflexión, discusión e intercambios de experiencias entre los participantes.

-Trabajos de campo.

La escucha al niño y la “Teoría de los cien lenguajes” permanece presente en todo momento a lo largo de esta experiencia educativa que entiende al docente como un acompañante del niño en la exploración de su entorno inmediato. Fue el pedagogo Loris Malaguzzi quien se encargó de formular la guía pedagógica que instauraría los principios de la educación reggiana y quién animó e instauró estas experiencias hasta su fallecimiento.

Todos los que formamos parte de esta experiencia de enriquecimiento profesional y personal, pudimos embeber de una filosofía educativa que considera a la escuela como un organismo vivo en el que el conocimiento se adquiere a través de la experimentación activa y un lugar en el que, tanto niños como educadores, se encuentran inmersos en un proceso de aprendizaje y enriquecimiento creciente.

Gracias a todos los que lo hicieron posible.

Blanca Silvestre.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies