CARÁCTER PROPIO 

El Carácter Propio de las Obras Educativas La Salle es un documento que plasma las señas de su identidad, expresa sus deseos de transformar la sociedad por medio de la educación y recoge los principios que dan sentido a su Misión Educativa. Estos son algunos de los aspectos principales que recoge: 

  

ORIGEN DE LA SALLE

Las obras educativas de La Salle reciben su nombre de San Juan Bautista de La Salle quien tuvo como objetivo principal el establecimiento de escuelas dedicadas a niños pobres. Gracias a su empeño y al de los numerosos educadores que se unieron a su causa a día de hoy las Escuelas de La Salle están presentes en más de 80 países, con un millón de niños y jóvenes presentes en sus obras educativas.

Consideramos Obra Educativa a cada uno de los ámbitos en que se desarrolla la misión lasaliana en la actualidad. En este concepto entran los colegios, las instituciones Universitarias y las Obras Socieducativas.

NUESTRA IDENTIDAD Y MISIÓN

La Salle fundamenta su acción educativa en los siguientes principios:

-Propuesta cristiana y lasaliana

Fundamentamos nuestra acción educativa en la concepción cristiana de la persona y del mundo, participando en la misión evangelizadora. 

-Al servicio de la niñez y juventud

La misión de la escuela lasaliana es la educación humana de los niños y jóvenes, con una sensibilidad especial hacia aquellos que más lo necesitan. La Comunidad Educativa se siente responsable de ofrecer las respuestas más adecuadas a sus necesidades. 

-Al servicio de la sociedad

Nos comprometemos a colaborar en la construcción de una sociedad más justa  y solidaria, esforzándonos por desarrollar en nuestros alumnos/as una conciencia crítica  y un compromiso social. Queremos dar respuesta a la realidad social como núcleo transformador creando la sociedad del mañana. 

ESTILO EDUCATIVO

Creemos en los valores que están presentes en la configuración de nuestra propuesta educativa. Todos los miembros de la Comunidad Educativa están llamados a adoptar una actitud positiva, configurando una respuesta basada en la responsabilidad, creatividad, justicia, convivencia, interioridad y trascendencia. 

En primer lugar, nuestra propuesta educativa suscita la responsabilidad ya que ayudamos a los niños y jóvenes a descubrir el sentido del esfuerzoy del deber, así como de la asunción del trabajo como enriquecimiento de la propia persona. Les invitamos a tomar decisiones coherentes con sus valores y creencias, conscientes de sus obligaciones y de las consecuencias que de ellas se derivan. 

Desarrollamos la creatividad, contribuyendo al crecimiento personal estimulando la capacidad de creación y la iniciativa. De esta manera formamos personas más autónomas, más originales y con un espíritu innovador. 

Impulsamos la convivencia fomentando los valores de  la aceptación mutua, la cooperación, las relaciones fraternas, la sensibilidad ante las distintas realidades que nos rodean, el respeto de las opiniones y de toda creencia, idea, costumbre o realidad personal.En nuestra sociedad multicultural, damos especial importancia a aspectos tales como el respeto a la diversidad y singularidad de las personas, valorando la diferencia como posibilidad de enriquecimiento y la participación en el ejercicio democrático, la igualdad, la creación de lazos entre las personas, el aprecio de la propia cultura como fuente de enriquecimiento personal y grupal -nunca como causa de exclusión-. La fraternidad se convierte en el clima que envuelve toda la actividad educativa.

La escuela lasaliana tiene como meta que los niños y jóvenes conozcan, interpreten y transformen el mundo, es decir, que sean personas y ciudadanos responsables. Insistimos en la importancia de la ecología y del respeto a la integridad de la creación, la paz, los Derechos Humanos y del Niño y la cooperación desinteresada para el logro del bien común.

Educar en y para la justicia, la paz y la solidaridad supone para nosotros acercar a los niños y jóvenes a las realidades concretas de las personas más vulnerables.

Además, favorecemos la interioridad porque estamos convencidos de que en lo más profundo de cada persona debe construirse un proyecto de vida en el cual formen un todo armónico las ideas, la dimensión corporal, las emociones, las creencias, los valores y los comportamientos.

ESTILO PEDAGÓGICO

Nuestra pedagogía se rige por criterios que buscan la calidad educativa, la respuesta a las necesidades de los alumnos, el rigor científico, el trabajo cooperativo, la autonomía responsable y la sintonía con los avances tecnológicos y las metodologías didácticas más eficaces.
Fomentamos la formación, la actualización permanente y la creatividad del profesorado para responder a los retos educativos con total profesionalidad, sentido de equipo y eficacia docente.

La persona es el centro de toda la acción educativa. Fomentamos la personalización en la formación, el conocimiento del niño y joven y el acompañamiento en su proceso de aprendizaje que conduzcan al desarrollo de todas sus potencialidades. Además, optamos por la educación inclusiva. Orientamos nuestra educación hacia el desarrollo integral de cada persona, respetando sus ritmos y capacidades; atendemos a la diversidad de situaciones, ofreciendo a cada uno oportunidades para su pleno desarrollo. Favorecemos una atención personalizada y, para lograrla, ofrecemos todos los recursos disponibles: tutoría individual y grupal, servicio de orientación, programas de integración y dinámicas adecuadas para la atención a la diversidad.

Nuestra propuesta pedagógica quiere responder a los cuatro aprendizajes básicos: aprender a conocer, a hacer, a ser y a convivir. Tiene como referencia el desarrollo de las inteligencias múltiples y ofrece dinamismos adecuados para el desarrollo de las competencias que faciliten la coherencia entre el aprendizaje desarrollado en la escuela y las capacidades que la sociedad demanda. Para ello, hemos diseñado una pedagogía innovadora basada en el Aprendizaje Cooperativo y unos programas propios, los Programas La Salle. 

Las Obras Educativas La Salle incorporan de modo constante los avances tecnológicos poniéndolos al servicio de la dinámica pedagógica en el proceso de enseñanza-aprendizaje, de la relación con los alumnos y sus familias y de la organización interna en favor de la mejora continua de la calidad educativa. Apostamos por ellas como una dinámica clave para el desarrollo de las competencias que demanda la sociedad así como por la enseñanza de idiomas a través de proyectos plurilingües. 

La educación lasaliana ayuda a los niños y jóvenes a percibir el mundo circundante y los hechos que en él se producen con sentido crítico, para saber descubrir los valores y contravalores que encierra la sociedad plural. 
La reflexión diaria de la mañana y la tutoría son tradiciones lasalianas y una forma de mantener a los alumnos atentos a la realidad de la vida y a sus diversos significados.
No se limita ni al tiempo ni al espacio escolar; se realiza en cooperación con otras instituciones.
Por ello, potenciamos el uso formativo de los medios de comunicación, la Educación en el Tiempo Libre, la prácticadel deporte, la organización de grupos y asociaciones, el voluntariado. Damos cauce a las posibilidades de esparcimiento, de compromiso social y de vivencia completa. 
 

 

 
Más en esta categoría: « Historia del colegio

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto