El curso concluye y con el calor llega el momento de valorar el reto y compromiso que nos presentó Proyde.

Este curso 2017-18 teníamos como objetivo alcanzar los 15.000 €, para financiar el acceso al agua potable de la comunidad St. Paul en Marsabit (Kenia). Con este proyecto, más de mil personas tendrían cubierta una necesidad tan básica que desde nuestro mundo nos cuesta ser conscientes de la misma. Y con ella, conseguir la posibilidad de una vida más digna.

Los meses han pasado y son muchas las acciones que hemos realizado para pedir la colaboración de la comunidad escolar. Dos desayunos solidarios, la rifa de Navidad, una cena del hambre y la carrera popular de hace dos semanas, han sido las principales formas de colaboración en las que, cada uno según sus posibilidades, todos habéis aportado.

Nos hemos quedado cerca, alcanzando los 8.500 € recaudados. Es un notable esfuerzo para la comunidad escolar, que ha demostrado su implicación. Os iremos contando nuevas noticias, para manteneros al tanto del desarrollo del proyecto.

Desde el Equipo de Proyde queremos agradeceros sinceramente la participación y el compromiso demostrado. ¡Feliz verano!

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies