Despedida del curso 2020-2021 - La Salle San Rafael

Hemos llegado, casi sin darnos cuenta, al final de curso y en La Salle estamos acostumbramos a reflexionar y valorar siempre sobre todo lo sucedido. Más, si cabe, este curso en el que  las situaciones nuevas nos han llevado a buscar respuestas para desarrollar nuestra misión con la máxima ilusión.

El año 2020, lo vamos a recordar siempre por la extraordinaria y compleja situación que está teniendo lugar. Todos comenzamos escuchando algunas noticias, pero sin ser plenamente conscientes de la situación que nos sobrevenía. Al llegar la orden de cese de la educación presencial, nos vimos en un escenario completamente diferente, que obligó a una compleja transformación por parte de todo el sistema educativo.

Más de tres meses han pasado desde entonces y hemos aprendido muchas cosas. En estos momentos nuestro trabajo continúa mirando hacia el futuro, preparando el comienzo del próximo curso 2020/21. Nos faltan muchas instrucciones que, dadas por las autoridades competentes, nos trazarán también el camino que habremos de seguir. No obstante, buscaremos la manera de que el colegio vuelva a ser un lugar de crecimiento, encuentro personal y aprendizaje. En La Salle nos mueven las personas y eso condiciona nuestro modelo de desarrollo integral.

Agradecemos el esfuerzo que habéis realizado las familias a lo largo de este tiempo para promover el aprendizaje de vuestros hijos. Han sido meses cargados de tensión, con el desafío de mantener una aparente normalidad. Todos habéis intentado que el confinamiento afectase lo menos posible a pequeños y no tan pequeños. Desde el colegio somos conscientes de vuestra implicación, muchas veces luchando al mismo tiempo con dificultades personales y laborales.

Por supuesto, no queremos dejar de ensalzar el trabajo de nuestros alumnos. Todos ellos, desde Infantil hasta Bachillerato, han realizado un proceso de adaptación importante. Su mundo académico se ha transformado y echan de menos la realidad cotidiana. La madurez que han ido adquiriendo los alumnos, es una habilidad que les será muy útil en el tiempo. La responsabilidad desarrollada en su proceso de aprendizaje ha construido una autonomía que, guiada por el profesorado y las familias, ha permitido desarrollar la competencia que permite aprender a aprender.

Para responder a esta nueva realidad educativa, La Salle ha puesto a disposición de los colegios una gran variedad de recursos adaptados según la edad de los estudiantes. Hemos contado principalmente con Sallenet y Google Suite. También ha sido muy importante contar con la profesionalidad, vocación e ilusión del equipo docente, que ha sabido responder a las necesidades del momento. En la actualidad se está trabajando en firme para implementar novedades y ajustar el funcionamiento de las tecnologías que permiten acompañar el proceso de aprendizaje. Hemos dado un paso importante, que seguirá manteniéndose en los próximos cursos, para integrar el ámbito digital en el aula y fuera de ella.

Me gustaría terminar reafirmando el compromiso de toda la comunidad escolar con la misión educativa que nos mueve. Siempre avanzamos respaldados por una gran red de centros. Juan Bautista de La Salle quiso dar una respuesta a las necesidades de su tiempo y nosotros, 301 años después, seguimos trabajando en la misma línea.

Solo nos queda desearos un feliz verano en el que podáis descansar y reponer fuerzas para abordar los nuevos desafíos que llegarán en septiembre. Nosotros seguiremos a vuestro lado para acompañaros en la misión de educar humana y cristianamente.

Un afectuoso saludo,
Adela Vilches Moraga
Directora