Pasa el tiempo y un nuevo grupo de alumnos termina sus estudios en nuestro colegio. Casi sin haberlo esperado, los chicos y chicas de 2º de Bachillerato se encuentran al final de su vida escolar y pronto saldrán hacia estudios superiores, donde comenzarán a afrontar sus vidas adultas.

Es mucho el tiempo compartido y al volver la vista atrás, vemos a los niños que hace años nos fueron confiados por sus familias para caminar juntos en su educación. Múltiples anécdotas surgen y nos emocionan, recordándonos sus logros y progresos. Ahora es el momento para celebrar el tiempo compartido y encontrarnos una vez más.

Son nuestros alumnos quienes justifican nuestra misión como educadores lasalianos. Por ellos nos hemos esforzado al máximo e intentado dar lo mejor de cada uno de nosotros. Queremos que se lleven los valores en los que durante tanto tiempo hemos trabajado y que recuerden que este colegio ha sido, es y será más que un recuerdo. Es parte de su historia, como lo ha sido antes para 114 graduaciones que salieron de estos muros con parecidos sueños.

El pasado viernes celebramos el tradicional acto de imposición de insignias, que prepararon con mucho cariño y en el que se dedicaron emotivas palabras de este período que siempre llevarán en su corazón y después disfrutaron de una celebración organizada con mimo por el APA, al cual queremos agradecer su dedicación para organizar este momento tan importante para la vida de nuestros alumnos.

¡Gracias por dejarnos acompañaros durante todo este tiempo y por ser siempre y para siempre parte de esta gran familia lasaliana!

Podéis leer el discurso completo de los alumnos aquí:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies